Saltar al contenido
Educaciónsexual.org

Candidiasis vaginal

Infecciones-candidiasis-vaginal

¿Qué es la Candidiasis vaginal?

La Candidiasis vaginal es una infección micótica que se produce por un desequilibrio o propagación desmedida del hongo microscópico Cándida Albicans en el cuerpo de las personas.

Si bien no se trata de una infección de transmisión sexual específicamente, una persona puede transmitir a su pareja sexual parte de la infección y generar algunos síntomas.

Se trata de la infección por hongos más común de todas y es de alta incidencia en edad fértil. Se estima que el 75% de las personas con vulva se infectarán al menos una vez a lo largo de su vida.

¿Cómo se contagia la Candidiasis vaginal?

La vagina de las personas con vulva contiene una mezcla natural de hongos y bacterias que conviven en equilibrio sin generar molestias. Por diferentes motivos, este equilibrio puede romperse y generar un crecimiento excesivo de Cándida albicans permitiendo que el hongo ingrese en capas celulares más profundas y genere síntomas y malestar.

En la gran mayoría de los casos Candidiasis vaginal se genera por estos desequilibrios en el cuerpo pero también puede ser contagiada mediante relaciones sexuales genitales y orales con una persona infectada.

El desequilibrio y crecimiento del hongo se puede producir por los siguientes factores de riesgo:

Factores de riesgo

  • Defensas bajas o sistema inmunitario con algún tipo de deterioro: Las personas con vulva que presenten un sistema inmunitario disminuido o deteriorado son más propensas a contraer candidiasis vaginal. Por ejemplo, los tratamientos con corticoides generan desequilibrios que favorecen la propagación del hongo.
  • Antibióticos: El consumo de antibióticos generales o de amplio espectro de acción tienen la particularidad de eliminar algunas bacterias saludables que habitan dentro de la vagina, permitiendo así el crecimiento excesivo de hongos.
  • Aumento en los niveles de estrógeno: La candidiasis vaginal afecta a personas que tienen un nivel más alto de estrógeno de lo normal. Este incremento puede producirse por embarazos, el consumo de pastillas anticonceptivas orales o por algún tratamiento hormonal con estrógeno.
  • Diabetes sin tratamiento o control adecuado: Existe un riesgo mayor de contraer candidiasis  en las personas con diabetes no controlada debido al incremento de los niveles de azúcar en sangre.

¿Cuáles son los síntomas de la Candidiasis vaginal?

Si bien los síntomas de la Candidiasis vaginal pueden variar entre leves, moderados o graves según cada persona estos son los más frecuentes:

  • Ardor, picazón o irritación de la vagina y la vulva.
  • Molestias al orinar o durante relaciones sexuales.
  • Inflamación y enrojecimiento de la vulva.
  • Dolores y sarpullidos vaginales.
  • Secreciones vaginales acuosas o espesas de color blanco sin olor.

Infección moderada y grave

Hay síntomas que denotan una candidiasis vaginal grave, que debe ser tratada inmediatamente por un médico:

  • Enrojecimiento extenso y prolongado de la vulva.
  • Hinchazón y picazón continuo.
  • Presencia de llagas, desgarros, grietas en la zona genital.
  • Cuatro o más infecciones en un año.

La Candidiasis vaginal puede generar síntomas en la o las parejas sexuales de la persona infectada luego de tener contacto sexual. Estos síntomas pueden ser erupciones en la piel, irritación o picazón en el pene o vulva.

Es importante destacar que el contacto sexual no propaga la infección, pero puede generar los síntomas mencionados.

¿Cómo se previene la Candidiasis vaginal?

Existen varias formas de prevenir la Candidiasis vaginal, aquí destacamos lo más importantes:

  • Mantener un buen estado general de salud.
  • Prevenir el uso de ropa interior sintética y muy ajustada.
  • Evitar el uso innecesario de antibióticos.
  • Evitar baños muy calientes.
  • Descartar la limpieza de la zona con productos perfumados.
  • No pasar mucho tiempo con ropa húmeda o mojada como ropa deportiva o trajes de baño.

En el caso de mantener relaciones sexuales, el preservativo de látex, ya sea para pene, vulva o vagina evita que se puedan producir síntomas en la pareja sexual.

¿Cómo se diagnostica la Candidiasis vaginal?

La Candidiasis vaginal se puede diagnosticar clínicamente por medio de un examen pélvico a cargo de un profesional de la salud.

También es posible hacer un diagnóstico clínico por medio de un análisis del flujo vaginal con microscopio.

¿Cuál es el tratamiento para la Candidiasis vaginal?

Es posible tratar la infección de múltiples formas, ya sea con cremas, supositorios o comprimidos de toma oral. Es posible el auto tratamiento si:

  • Síntomas leves sin dolor pélvico o fiebre.
  • Primera candidiasis sin otras infecciones previas.
  • No hay embarazo en curso.

Por el contrario, si existen síntomas graves o se prolongan en el tiempo y no responden al tratamiento inicial será necesaria la supervisión de un médico.