Saltar al contenido
Educaciónsexual.org

Infecciones 2019

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual?

Las infecciones de transmisión sexual o ITS son infecciones, antes conocidas como enfermedades venéreas, que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual ya sea vaginal, anal u oral.

También es posible que las ITS se propaguen por medio no sexuales como transfusiones, contacto con heridas o de madre a hijo en el embarazo y en el parto.

Las ITS son generadas por bacterias, parásitos, hongos o virus y afectan a todas las personas y no existe una edad específica para contraerlas.

Si bien gran parte de ellas tienen cura con tratamientos específicos, otras, como el herpes y el VIH se pueden controlar y convertirse en infecciones crónicas.

Existen diferentes formas en las que las ITS se manifiestan y cada una de ellas corresponde al tipo de aparato reproductor y tipo de la infección, pero en general las señales más frecuentes son úlceras genitales, dolor abdominal, flujo vaginal, secreción uretral o ardor.

Datos de la problemática

Las infecciones de transmisión sexual tienen consecuencias de gran importancia en la salud sexual y reproductiva de las personas en todo el mundo y son uno de los principales motivos por los cuales se solicita atención médica a nivel global.

Según los datos de la Organización mundial de la salud más de un millón de personas por día contraen una alguna infección de transmisión sexual.

También se estima que anualmente 350 millones de personas se infectan por día de de sífilis, gonorrea, clamidia o tricomoniasis y más de 500 millones son portadoras de herpes genital.

Otros datos de la misma entidad confirman que más de 290 millones de mujeres están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH o HPV), una de las infecciones más comunes.

Uno se los datos más importante y menos difundidos es que algunas ITS como la sífilis o el herpes genital pueden multiplicar por tres o más las posibilidades de contraer el virus de HIV.

Las infecciones de transmisión sexual en el embarazo

Las infecciones de transmisión sexual pueden pasar a los bebes durante el embarazo o incluso en el parto y causar graves e irreversibles consecuencias.

Entre éstas están la muerte prenatal y neonatal, septicemia, neumonía, conjuntivitis posible insuficiencia ponderal al nacer y prematuridad y hasta serias deformidades congénitas.